BASURA, BASURA, BASURA…

Basura, basura, basura

ESTAMOS YENDO…

Se fueron las moscas, el frío

las alejó de la podredumbre

de una ciudad vacía de anhelos.

La costumbre sucumbía en las cloacas

porque no había modales

que contuvieran la codicia.

Mientras,  en las calles,

sombras grotescas paseaban las aceras

que el cemento despejó de flores.

La vida transcurría entre muertos

asesinados por tifones hambrientos de excusas.

 

En las esquinas los altavoces vomitaban consignas:

“estamos yendo a la debacle, no se mueva, no piense,

no vale la pena levantarse cada día con la inocencia en los ojos

y el deseo en las manos para construir futuro.”

 

Habían convertido la cultura en cosa de bonanza

y no estaban los tiempos para despilfarros

tenían que ahorrar en salud porque la Danza de la muerte

se había instalado nuevamente en sus vidas

y si los goces mundanos sucumbían finalmente a la Parca

era superfluo pretender algo más allá de lo cotidiano.

 

Pero el era un hombre.

La dignidad de sus antepasados

le impedía sucumbir al desánimo.

Se lavó las manos, afiló los lápices del escritorio,

trituró en el mortero algunas cochinillas

y decidió pintar su mundo de rojo pasión.

Pilar Rojas

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: