Archivo para poesia

SALUD ES POESÍA-POESÍA ES SALUD

Posted in General with tags , , , , on 21 abril 2015 by Pilar Rojas Martínez

REVISTA

Salud es Poesía-Poesía es Salud nº 19 ya está en internet. Les invito a que la lean:

“La consistencia del amor tiene dos vertientes, una de ellas es la que indica la especie humana. El amor como sentimiento a nivel de especie. Sin amor no habría apareamiento, sin apareamiento no habría reproducción de la especie. Por lo tanto amar es ser también un poco vaca, un poco toro, un poco… Hay que decirlo sin problema. En cambio hay un amor en donde el sujeto — después de variados mecanismos que ya estudiaremos a lo largo de la obra de Freud— en lugar de enfermar o de reprimir, consigue transformar la realidad que no gozará, que gozará otro. Es decir, algo que el sujeto da a quien no es y no conoce. Y eso es el amor. Ese amor, esa tendencia, es la productora de la civilización. “

http://www.editorialgrupocero.com/revist…/…/SesPyPesSN19.PDF

Acceso a los otros números de la revista
http://www.editorialgrupocero.com/revistas/salud/inicio.htm

www.editorialgrupocero.com

Anuncios

Ya está en Internet el Nº12 de la REVISTA DEL CORREDOR DEL HENARES “SALUD ES POESÍA – POESÍA ES SALUD”

Posted in General with tags , , , , on 18 diciembre 2013 by Pilar Rojas Martínez

Ya está en Internet el Nº12 de la REVISTA DEL CORREDOR DEL HENARES “SALUD ES POESÍA – POESÍA ES SALUD”. Os dejo el enlace

http://www.editorialgrupocero.com/revistas/salud/SesPyPesSN12.pdf

pys 12

PRESENTACIÓN DEL LIBRO DE POESÍA “MUJER DE OTOÑO”

Posted in General with tags , , , , , , on 17 diciembre 2013 by Pilar Rojas Martínez

El vídeo de presentación de mi libro de poesía Mujer de Otoño

VEN A VOLAR SIN ALAS. POETAS DESPIERTOS EN ACCIÓN

Posted in General with tags , , , , , , on 22 mayo 2013 by Pilar Rojas Martínez

poetas despiertos pq

LIBRO DE POESÍA “MUJER DE OTOÑO”

Posted in poesia with tags , , , , , , , on 15 mayo 2013 by Pilar Rojas Martínez

mujerotono1

Acaba de salir publicado mi primer libro de poesía “Mujer de Otoño”

A partir del 31 de mayo estará en la Feria del Libro de Madrid, caseta 187. Y desde hoy en la Editorial Grupo Cero C/Duque de Osuna 4, http://www.editorialgrupocero.com/

PALABRAS DEL ADIÓS

Quizás podríais pensar que fue una historia amable,

era lo que creían muchos de sus allegados.

Es inevitable que murmuren, decía él, y ella se calentaba

con el humeante bol donde había cocinado el amor.

A veces él se atoraba en una circunvolución e implacable

celaba la sonrisa con la que ella saludaba al alba.

Incapaz de la mínima cortesía confundía su obstinación

con la mineralogía y se empeñaba en reducir tiempo y espacio

a una pequeña perla marina que colgaba, desafiante, de la cadena de su chaleco.

Las mañanas donde las palabras sulfúreas horadaban su cuerpo

ella se quedaba atónita, porque jamás había oído un roce de cadenas

y no podía imaginar gestos intempestivos, así que renunciaba a sociedades benéficas

con el mismo amor propio con el que había renunciado al adiós.

Cuando los vecinos miraban de soslayo los colores púrpuras

que inundaban su piel les hablaba de la moda del tatuaje

y de su inclinación a tomar distancia de los remordimientos que corroen la ciencia.

El saluda a los hombres con invertebradas frases en un tono de circunspecta afabilidad

y dirigía miradas lascivas  a las mujeres como le habían enseñado en su familia.

Era un hombre conspicuo. Sentía predilección por los sublimados

y desconocía las ganancias y pérdidas de una sosegada conversación.

Ella entretenía los años con fantasiosas hazañas de muñeca inanimada

como durante siglos hicieran las hembras bien nacidas

no vaya a ser que alguien sospechará que podía desear.

Las diferencias intolerables redujeron sus vidas a un pequeño cuarzo negro

– porque como ya había dicho él era un amante de la mineralogía

y sabía que el cuarzo negro contiene el cúmulo de la sabiduría ancestral -.

Si bien los días pasaban respetando estaciones era difícil,

en esas circunstancias, que la primavera llamara a la puerta

porque no hay lugar en un cuarzo negro para brotes de futuro.

Pero ella, con la fe debida a un facultativo, se obcecaba

en creer las promesas de su hombre, que sabía de música

porque siempre pulsaba la cuerda precisa y la hacía vibrar.

Un día ella se animó a decirle que se había enamorado

del esfenoides porque le había prestado las alas que siempre deseó

que le permitirían viajar para cultivar la tierra que florecía en primavera.

Esas fueron las palabras del adiós.

DIOSES DE AMÉRICA

Posted in poesia with tags , , , on 30 marzo 2010 by Pilar Rojas Martínez

Taza de te. Pollock.


Como rayos que parten al destierro,
con el viejo alarido de sus víctimas
uno a uno pasaron, rodando de la pétrea corona del altar
que sostuviera su pavor espléndido.
Su nube a solas, con sus mitos fríos
gira al relente, como un triste pájaro;
y de la hoguera.
sólo la llama “de la ortiga sube
al pie de unas pirámides truncadas por los tiempos.
Ninguna sombra allí posa la ofrenda.
ni el ojo del humano, bujo las lágrimas, contempla
fulgir en el vacío su cólera emplumada.
Dioses de América. Sólo el caimán azota
con su cola de fango vuestro orgulloso imperio.
Esparcidos collares de dientes y de guerras
donde agoniza el trueno como una bestia herida
y la funesta tierra del silencio devora
el cuchillo de ónix, la vasija cerámica
con su muerto en cuclillas
en cuyos verdes labios de piel seca aún fulgura
el Salmo de la Lluvia.
el Salmo del Huevo.
el Salmo de la Luz y la Serpiente.
Máscaras impregnadas por la resina de la tea,
iluminad el páramo, la nieve
y la piel de los siglos sobre los escalones
donde como un ligero torbellino de polvo
aún reza el sacerdote de orejas espinadas que descifra
[el oráculo.
Fabulosos globos de monstruos y plumas, dioses
cumbres de pánico y grandeza.

¿Quién soy ante vosotros, siervo de un dios más alto
[en cuya palma herida
sólo se posa la paloma ardiente de la expiación?
Ignoro vuestros cetros.
sólo sé de vosotros la ruina, la humillada ceniza
[de la hoguera,
la escalera de piedra, el disco derribado,
la momia que farfulla entre las lagartijas sus plegaria
[solares.
vuestra eterna alabanza,
vuestra ley, ¡oh vencidas potestades amargas!
Sin embargo, a menudo, entre la tempestad,
oigo el aullido de esos duros imperios devastados,
el rumor de unas perdidas glorias
que el polvo diviniza.

Enrique Molina

LOS QUE SE QUEDARON

Posted in poesia with tags , , , on 27 marzo 2010 by Pilar Rojas Martínez

Francesco Hayez. El beso


Tiempos extraños, lejanos de perfumes y cabellos al viento.
La edad pasó en horas congeladas y tardes de tedio,
corriendo por las avenidas al ulular de las sirenas
que enfriaban las hojas de los árboles,
antaño reverdecidas de sol y sacrilegios
cometidos en crueldades sin nombres,
sólo lápidas de mármol convertidas
en blancas banderas de rendición.
¿Qué demonios arrojaban azufre sobre los adoquines,
apisonados rectángulos prisión de hierro y piedra
que partía los solitarios cuerpos de los jóvenes,
enrojecidos, tristes de sangre de crepúsculos y muerte
anticipada,
que congelaba el alma?
En los exilios pienso… Y quedo detenida en el espacio,
y desciendo en silencio los escalones del despojo,
y mi carne no responde ya al estremecimiento
y abandonada yerra por laberintos ciegos
lejos de cualquier sueño.
Cómplices del silencio, del crimen, de la hoguera,
nos quedamos mirando los frentes de las casas
sin ángeles pintados, sin olor a glicinas,
con gorriones de luto y un otoño empalideciendo
la vida de los que no partimos, sin saber por qué causa
la escarcha y el glaciar mantienen la distancia.
Después la noria continuó girando,
pero no pudo con los lechos urgentes robados a la luna
que saben a agonías,
con las sonrisas detenidas en bordes de locura,
y pieles desmayadas en frentes apretadas por latidos estériles
con vapores de espanto.
No pudo con lo inútil de un llanto,
un llanto de fantasmas que atravesaban sombras
en regiones de mausoleos de ónix,
donde esta vez el ave se quedó de tutela durmiendo
de costado.

Norma Menassa

Publicado en la Revista las 2001 Noches (http://www.las2001noches.com)